martes, 8 de marzo de 2011

O no...

Como decía Masaru Emoto, y como ya dije en este blog que él decía:
"Venimos   -nacemos-  del amor y con el amor.
Deberemos morir con el agradecimiento por todo lo vivido"
Es como la fórmula del agua H20. Una molécula de amor y dos de agradecimiento".

Pues bien, hace poco en una conversación mi compañera de vida      -un beso fuerte pa' tí-       me decía:
"Deríamos dar las gracias a......".
Este “a” es una persona que propició una situación favorable de encuentro para despertar y acrecentar conciencia.

Yo le dije: “Entonces deberíamos dar gracias a...…. que fue quien nos hizo conocer a...….”.

Y en mi pensamiento después fui tratando de llegar hasta el final de esa cuerda de agradecimientos. 

Trataba de acordarme y recordaba como un “a” llevaba hasta otro “a”, y como ese “a” venía de una situación “b” en la que “b” y “a” se entremezclaban con el lugar “y”. Y esos “a”, “b” e “y” tenían que ver con... ”…. infinita cuerda que todo lo ligaba



Me di cuenta que esa cuerda era la vida misma desde el primer instante, inclusive más allá del tiempo en el que yo no estaba aún manifestado en este tiempo-espacio, también en esa cuerda hubo un momento de agradecimiento para mí mismo.

Si haces el ejercicio lo verás también por ti mismo, llegarás en un momento dado a darte las gracias por:

…haber tomado una decisión, o no,
…por haber escuchado, o no,
…por haber girado a la izquierda en lugar de a la derecha, o no
 o de haber ido para atrás en lugar de haber seguido hacia delante o…,
o qué sé yo.

Sólo sé que te darás las gracias, o no.

Y eso es ya para mí un principio de amar a ti mismo de la misma manera que amas a los demás.

Pero en esta reflexión hay algo que me subyuga y es la palabra cuerda.

Una cuerda es algo delgado, fino, o no, con lo que puedes jugar, con lo que puedes hacer muchas cosas, o no, y entre esas cosas una que a mí me gusta mucho es el de jugar con las palabras y ahí está mi hilo (cuerda) de Ariana de ahora.

"Cuerda" como palabra se la puede vincular a la palabra "cuerdo", o no,
Cuerdo es alguien que puede ser sabio o no, pero que está más cerca de serlo que de no serlo.
Tambien cuerda se la puede vincular a "acuerdo".
Se dice a veces: "dos personas acuerdan, bla, bla....". "Acuerdo" es entrelazar y dejar fijado tacítamente algo.
Y también "cuerda" como palabra se la puede entrelazar a la palabra "recuerdo" o "recuerda".

A veces a un recuerdo llegas siguiendo la cuerda de unos acontecimientos, algo así como lo que me pasó en mi conversación con mi compañera de vida.

Empiezas a estirar de la cuerda y llegas hasta un específico recuerdo.

Recuerdo que el otro día en la clase de PNL comentábamos que no podemos cambiar una experiencia, aquél espacio-tiempo ya son eternos e inamovibles, lo que si podemos cambiar y de hecho cambiarlo a veces es sinónimo de sanación es el recuerdo que tenemos de esa experiencia.

A veces, pensaba yo, y lo pensaba también en la clase de PNL, que el recuerdo del que te acuerdas es bello dejarlo como está, a veces el recuerdo que tienes es mejor dejarlo como está.
A veces asalta el deseo de revivir de nuevo lo que ha quedado grabado como un recuerdo de algo vivido.
Y ese recuerdo es una joya que se guarda en un cofre de tesoros personales.

Ese recuerdo te permite guardar la cordura o no, y lo llevas atado como una pequeña cuerda acordada al dedo para recordarte que…. estás vivo.

¡¿O no?¡

1 comentario:

  1. Gracias a ti por recordarme a esa cadena de agradecimiento.

    ResponderEliminar