sábado, 6 de agosto de 2011

Gota, gotas

Estos días y después de haber conocido algo de los estudios de René Quintón hemos decidido con mi compañera de vida probar los efectos del agua de mar en nosotros y la bebemos siguiendo las indicaciones que a ese respecto existen.

Bueno esto es anecdótico pero si lo cuento es para cuentar que hace poco me dijeron que habían descubierto que en una gota de agua de mar estaba codificada el recuerdo de toda la historia de la humanidad y he estado pensando en estos días en el agua y he estado pensando que me gustaría escribir sobre las gotas y el agua. 

Nosotros, los humanos somos Soles pero la metáfora de que somos gotas de agua quizás explique mejor como yo siento que somos y eso es lo que quiero escribir.


El inmenso océano, cuando lo vemos se nos antoja una única unidad y eso es cierto.
El mismo océano en realidad son infinitas gotas de agua todas juntas formando esa misma unidad, y eso es cierto también.

Cada una de esas gotas de agua es en si misma el océano, porque con su existencia como forma le da forma al océano y porque en su esencia de gota contiene toda la esencia del océano que la contiene como gota de agua.

Los que saben de ello dicen que la vida proviene del mar, quizás será por eso por lo que en conjunto en un 70% somos agua   -también lo somos porque en el agua es donde mejor se almacena y se transmite la información-.

El agua es incolora y refleja el color y la imagen que en ella inciden.
Es como el hombre que "ve" reflejado en el exterior lo que "lleva en su interior" y refleja en el exterior lo que lleva dentro y de esta manera reconoce fuera lo que lleva dentro y crea "afuera" lo que creó "dentro".


El agua como formula química es H2O   -Masaru Emoto diría: "2 partes de amor y una de agradecimiento"-   
Es decir el hidrógeno contiene solo 1 electrón y un protón, es como si el concepto de unidad y de ser único son la base de su forma. 
El oxigeno, por su parte tiene 8 electrones y no deja de ser sincrónico que la forma del 8 es la que ha sido adoptaba para simbolizar el infinito.
Es decir el carné de identidad del agua nos habla de unidad y de infinito... como el hombre.

El agua es la fuente de la vida, podemos estar sin comer pero no sin beber.
Como el agua "venimos" del espacio, se aventura la hipótesis de que los cometas     -espermatozoides cósmicos-  están formados por agua y recientemente se ha descubierto una enorme depósito de agua en el espacio:

Una gota en su forma más característica de representación va de menos a más...
...como la evolución, como la evolución del alma del hombre.




Una gota de agua es como un cristal licuado y los cristales tienen la capacidad de almacenar la luz, es decir la información solar genética. 
Cuando al agua le incide un rayo de Sol se produce la alquimia de la creación de la vida...
...como en el hombre.

Las lágrimas tienen la misma composición del agua del mar y es con lágrimas como mostramos los extremos opuestos de una emoción. El recuerdo del mar está en nuestro interior entonces.
El agua "cae" a la tierra y la fecunda. 
El hombre "viene" a la tierra y la fecunda


La historia de una gota, de las gotas de agua en la tierra es un ciclo que se completa en un ciclo sin fin. El ciclo es agua de mar que se evapora en forma de nube. Cae a la tierra en forma de gotas de lluvia. Se infiltra en el subsuelo hasta manar como río que vuelve, tras un peregrinaje de nuevo al mar que era su origen. 
Es como el hombre que venimos de un vasto océano universal y regresaremos de nuevo a el.

Si somos Soles, pero también somos agua...


No hay comentarios:

Publicar un comentario