domingo, 4 de septiembre de 2011

El ego

El ego es esa fina línea que separa las dos partes de nosotros mismos e impide manifestarnos en toda nuestra totalidad.

He observado que cuando se menciona el concepto: "ego" es como si se mentara a un enemigo y pienso que eso es un egor.   (error). 

Y pienso,       -y como todos sabemos que el egoísmo hace y ha hecho tanto daño-      que será tal vez por el hecho de que el vocablo ego está contenido en la palabra egoísmo, y a mi entendimiento egoísmo en realidad define ego=yo e ismo=yo mismo. Es decir, egoísmo es dos veces yo, como reafirmando y dando cuerpo y fuerza al yo en lugar de al nosotros que sería altruismo, osea altru=otro e ismo=yo mismo, es decir dos o varios en y con uno.

Lo que he constatado es que el concepto que la palabra ego expresa es interpretada como algo a lo que hay que oponerse, es a algo a lo que hay que combatir.

Hoy por ejemplo, estaba en una reunión de un grupo espiritual y se ha mencionado al ego en los términos que he expresado. Y esto es algo que me ha pasado, no solo hoy sino muchas veces.

Y he estado pensando en ello y me he dicho. Si tenemos el ego, si la "vida" nos ha dotado de uno no pienso que lo haya hecho para tener un enemigo casi sempiterno.

Lo sincrónico es que en el lugar donde se celebraba había un cuadro, cuadro del que adjunto la foto que le he hecho.


El cuadro, en realidad son dos que están separados por un breve espacio que es el del muro donde están colgados. 
El doble cuadro representa cada uno dos mitades de un rostro. 
Exactamente son los aspectos masculino y femenino    -o al menos eso me parece a mi-   de una entidad.

La imagen que he visto ha dado forma metafórica a lo que pensaba y que a continuación voy a transcribirlo

Yo me decía: "Si cuando queremos actuar contra algo y este algo por pura ley universal se opone con una fuerza contraria a la que se le aplica, es normal que si luchamos contra el ego, si queremos anularlo, domarlo, domesticarlo, someterlo, etc., es normal que el ego se oponga"

Y mientras pensaba eso, el cuadro que "veía" ante mí me parecía que era como si me mostrase que el ego puede ser que fuese esa linea que en la foto del cuadro, que en la foto que muestro de ese cuadro con este escrito, que separa esas dos mitades de nosotros mismos. 

Me decía que en realidad no debo luchar contra mi ego, sino sentir que forma parte de mi y que de momento me es útil.

Si viendo esta foto me fijo solo en la línea que separa los cuadros, puede ser que me llegue a molestar tanto su visión que no me deje apreciar la belleza de lo que los cuadros expresa. 
Si dejo de fijarme en la separación que hay entre los cuadros puede llegar a ver que forma parte de la belleza intrínseca de la propia imagen y, afín de cuentas, el dueño de los cuadros tiene la libertad de juntarlos cuando así le parezca.

Por tanto el ego puede ser que sea esa porción de algo que "aún" impide que haya una unión perfecta entre las dos partes de mi mismo. 
Puedo, si se puede decirlo así, "eliminarlo" en el momento que yo desee y a partir del preciso momento que vea los cuadros desde la distancia, no siendo yo solo el cuadro sino, al mismo tiempo, el observador del cuadro....

Sí, pienso que si la vida nos ha dado el ego no es para "combatirlo, anularlo, domarlo, domesticarlo, someterlo, etc.", sino para entender su función, para ver de qué nos sirve y para que nos sirve, para darle un uso positivo y constructivo y, cuando ya no nos sea de más utilidad, por si solo quedará integrado como quedará integrado el espacio que hay entre los dos cuadros de la foto el día que su dueño decida, si lo desea, juntarlos.

Y que bien que un juego infantil mundialmente conocido se llame LEGO, así aprendemos a jugar con él... pero bueno estas son solo una mymindeada mía más.


1 comentario:

  1. Me ha gustado leer tus opiniones respecto al ego. Creo muy acertado el pensar que esa entidad llamada EGO, la tenemos por algo. No comparto tampoco esa creencia de la necesidad de "matar" al ego, como algo pernicioso. Me parece "contra-natura", es mas, la verdadera espiritualidad creo radica en convivir pacíficamente con tu ego, y con los demás, claro. El ego también conlleva a veces ese punto de superación personal en lo que se hace, tan necesario para evolucionar como especie.

    ResponderEliminar